Testimonios y Peticiones

“Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.”

Mateo 18:19-20

La oración tiene poder

Cuentenos sus peticiones y estaremos orando por estas.

captcha

Testimonios

Solo un milagro podría cerrar el soplo del corazón (palabras de la doctora).

  • Ultrasonido de 20 semanas de gestación el doctor nos da mala noticia de que la bebé tiene un problema grande en su corazón.
    • Pediatra cardiólogo confirma con exámenes más detallados que la bebé nacerá con VSD (Ventricular Septal Defect) y ASD (Arterial Septal Defect)
    • Defecto es muy grande para que sea cerrado por sí solo, es inminente una operación de corazón abierto a la edad de 4 meses. Solo un milagro podría cerrar el soplo del corazón (palabras de la doctora)
  • El Señor nos trajo a sus pies para confiar en que Él haría el milagro.
  • Mucha oración personal, en la iglesia con los hermanos y más importante que todos los ayunos fueron dedicados a la sanación de Victoria.
  • Cada dos semanas ultrasonidos para asegurar que la bebé no estuviera desarrollando complicaciones.
  • 9 de Diciembre nace Victoria Puerto, 5  doctores neonatales esperando al nacer, de acuerdo a los especialistas Victoria podría haber nacido en estado crítico y necesitaría estar en cuidados intensivos varias semanas después de nacer; sin embargo, Victoria no necesitó nada de ésto ya que ella estaba en excelentes condiciones al nacer.
  • 4 semanas de nacida se realizan exámenes con el especialista, la cual esperaba que ella presentara síntomas, pero Victoria no presentaba ningún síntoma.
  • 7 semanas de nacida era por seguro que se presentaría con síntomas, mas Victoria no presentó ningún síntoma
  • 8 semanas de nacida se le practicó un eco-cardiograma el que revelo que Victoria Puerto no presentaría más síntomas porque había sido sanada!

Doctora lo llamo algo” especial, único y raro al mismo tiempo”, ella no tenía una explicación del porque después de tener por seguro una operación de corazón abierto ahora ya no se era más necesaria.

Damos toda la Gloria y Honra a nuestro Señor Jesús porque Él fue misericordioso al sanar a nuestra hija.

No cabe duda que El Señor nos ha dado la Victoria!

Familia Puerto